El blog de José María Mateu

Innovación, Marketing, Personas

El blog de José María Mateu

La organización que aprende, un imperativo en la sociedad del conocimiento

junio 5th, 2016 · No Comments · Gestión del cambio, Innovación, Investigación, Talento

La organización que aprende es una organización que evoluciona para ser capaz de hacer más y mejores cosas y hacerlas mejor.

En la sociedad del conocimiento la principal fuente de ventaja competitiva es la capacidad de incorporar y explotar el conocimiento. El aprendizaje deviene pues en recurso clave.

¿Cómo aprende una organización?

El aprendizaje colectivo no tiene por qué coincidir con la suma del aprendizaje individual de cada uno de sus componentes. Existen numerosos efectos sinérgicos en el ámbito del aprendizaje. El recurso más a mano para extender el aprendizaje es la transmisión directa y explícita del conocimiento (unos enseñan a otros). Es ésta una forma de aprovechar el conocimiento ya disponible en la organización, algo por otra parte muy conveniente. Pero no es el único mecanismo que puede intervenir.

Una enumeración más exhaustiva incluiría:

1) Aprovechar el conocimiento ya disponible en el seno de la organización mediante la puesta en común del conocimiento tácito o el intercambio de nuevas prácticas y destrezas.

2) Incorporar conocimiento externo mediante el intercambio con otras organizaciones, en particular aquellas que atesoran mayores dosis de conocimiento (fertilización cruzada).

3) Desaprender, hacer emerger y cuestionar asunciones que bloquean los procesos de aprendizaje y mejora. En palabras de Peters, “no se puede vivir sin goma de borrar”.

4) Generar conocimiento, y para ello nada mejor que explorar algunas de las direcciones propuestas por Peter Senge:

  • construir modelos compartidos más ajustados y con mayor recorrido que los individuales,
  • identificar causas (objetivos) comunes y formas de colaborar para alcanzar causas particulares no necesariamente comunes pero sí coincidentes en la construcción de una visión compartida,
  • acceder a nuevas dimensiones de conocimiento que amplíen la perspectiva y ayuden a comprender el conjunto (pensamiento sistémico, la quinta disciplina que da título al libro de Senge),
  • generar ideas nuevas.

La organización debe invertir en acciones que faciliten estos objetivos. Lo contrario es instalarse en el inmovilismo, y contemplar cómo el entorno y la competencia te desborda.

 

Tags: ····

No Comments so far ↓

There are no comments yet...Kick things off by filling out the form below.

Leave a Comment